Libros
imprescindibles
del siglo XX:   
   de Otto Wagner a Rafael Moneo



Exposición Biblioteca E.T.S. Arquitectura. 
31 enero - 15 abril 2024

La arquitectura del siglo xx también se construyó en los libros. Aquí se muestra una breve selección de algunas de las publicaciones que contribuyeron a transformar no sólo las ideas y los conceptos, sino también los edificios y las ciudades de un periodo marcado por dos guerras mundiales.

La historia comienza cuatro años antes de 1900, con el primer libro que se titula Arquitectura moderna. Otto Wagner tuvo tanto éxito que esta ‘guía para sus alumnos’ se estuvo reeditando hasta su muerte, aunque en 1914 el título pasó a ser La arquitectura de nuestro tiempo.

El siglo se ha dividido en tres tercios. El primero, 1900-1933, arranca con las obras expresionistas de Paul Scheerbart y Bruno Taut, para pasar enseguida a las grandes obras fundacionales del Movimiento Moderno, en especial Hacia una arquitectura, de Le Corbusier, pero también las ideas de Adolf Loos, Moiséi Guínzburg y Walter Gropius. El periodo se cierra con el desembarco moderno en los Estados Unidos de la mano de Henry-Russell Hitchcock y Philip Johnson, con su exposición en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) y, sobre todo, con su libro El estilo internacional.

El segundo tercio, 1933-1966, está partido por la II Guerra Mundial. Antes de ella, la arquitectura moderna se difunde por todo el mundo y empieza a tener ‘historia’ gracias a Pioneros del Movimiento Moderno, de Nikolaus Pevsner, y Espacio, tiempo y arquitectura, de Sigfried Giedion. Estas historias se expanden y se matizan en la posguerra por obra de Leonardo Benevolo (Historia de la arquitectura moderna) y Reyner Banham (Teoría y diseño en la primera era de la máquina). Pero enseguida empezarían las críticas a los fundamentos del Movimiento Moderno, que se plasmarían finalmente en dos libros decisivos con los que se cierra este periodo: Complejidad y contradicción en la arquitectura, de Robert Venturi, y La arquitectura de la ciudad, de Aldo Rossi.

El tercer tercio del siglo, 1966-2000, está marcado por la consolidación de las ideas ‘posmodernas’, con Aprendiendo de Las Vegas, de Venturi, Scott Brown e Izenour, pero sobre todo gracias a Charles Jencks y El lenguaje de la arquitectura posmoderna. Las otras dos corrientes significativas del periodo son: la ‘alta tecnología’, explicada por Colin Davies en High tech architecture; y la ‘deconstrucción’, promocionada de nuevo desde el MoMA y de nuevo por Philip Johnson (ahora con Mark Wigley) en Arquitectura deconstructivista. Uno de los siete ‘deconstructivistas’, Rem Koolhaas, deja en este periodo dos obras decisivas: Delirio de Nueva York y S,M,L,XL. Pero el relato del Movimiento Moderno se consolida con los trabajos de Kenneth Frampton (Historia crítica de la arquitectura moderna), William Curtis (La arquitectura moderna desde 1900) y Panayotis Tournikiotis (La historiografía de la arquitectura moderna). Y el siglo se cierra con algunas preocupaciones menos disciplinares, como la intimidad, estudiada por Beatriz Colomina en Privacidad y publicidad, o la experiencia háptica, analizada por Juhani Pallasmaa en Los ojos de la piel.

La historia termina cuatro años después de 2000, con el libro en el que Rafael Moneo analiza detalladamente las ideas y las obras (Inquietud teórica y estrategia proyectual) de ocho creadores que pueden considerarse los más influyentes del último tercio del siglo xx.

Por supuesto, ésta es una posible historia, pero hay otras muchas. Porque, como decía E.H. Carr, la historia es «un diálogo interminable entre el presente y el pasado».

Jorge Sainz

 

   
 

HORARIO DE APERTURA

Lunes-Viernes 9:00-20:30

 

 

 

DIRECCIÓN

Av. Juan de Herrera 4
28040, Madrid. 
biblioteca.arquitectura@upm.es
Tel: 910674720 - 910674800